«Perú es mi gran aliado»

¿Qué cargo desempeñas en la Federación Nikkei Japonesa de Venezuela?
Soy la directora de Cultura y Relaciones Públicas.
¿Cuándo se fundó la Federación?
Como Federación Nikkei Japonesa de Venezuela tiene tres años. Anteriormente era la Asociación Japonesa de Venezuela. Las funciones de ambas eran coincidentes, pero el termino Federación es más acertado, pues agrupamos las instituciones regionales.

¿Cuántos integrantes tienen?
Cerca de 106 familias.

¿Cuántos nikkeis se calculan que hay en Venezuela?
Según el más reciente censo, 946 familias.

¿Qué actividades desempeñan?
Tenemos una amplia gama de actividades. Nuestra función principal es velar por la integración de los nikkeis habitantes de Venezuela. Propiciamos el lugar común donde compartir y transfundir nuestra raíz cultural y étnica.
Es el Centro de Enseñanza del Idioma Japonés. Impartimos clases de lunes a sábados, mañana, tarde y noche. No sólo para los nikkeis, sino también para los venezolanos que así lo deseen.
Impartimos clases semanales de cultura japonesa como origami, shodo, yanoyu, furoshiki, manga, sumi-e, ikebana y bonsai.

¿Cuáles fueron los temas que trataron en la última Copani 2011?
Copani 2011 fue un encuentro maravilloso, en el que coincidimos nikkeis no sólo de América, sino también del resto del mundo.
Tuvimos oportunidad de participar en varias mesas de trabajo como Profesionales y empresarios nikkeis y Comunidad nikkei en la que destacó el reconocimiento de la historia nikkei y la búsqueda de una identidad propia. También el encuentro de jóvenes, en el que se reunieron y mostraron las experiencias en sus países y se crearon vínculos en los que se comparte el crecer como miembro de una realidad común que no es otra que el sentirse identificados como nikkeis.
Se abordó el tema cultural y la experiencia de organizaciones exitosas como el Jardín Japonés de Buenos Aires, en donde se demuestra el emprendimiento y buen manejo de una institución cultural rentable y autosustentable.
Yo en particular aproveché la ocasión para proponer la creación de una red de cooperación cultural, en la que instituciones y poblaciones mayores como Perú, Brasil, Argentina y México, apoyaran a poblaciones menores, en el desarrollo y difusión de la cultura japonesa. Es una realidad que países como Venezuela o Republica Dominicana, en la que somos muy pocos nikkeis y que nuestras economías no están muy bien, la difusión cultural se hace más difícil. Accesar a sensei y artistas japoneses en toda la diversidad cultural, se nos hace cuesta arriba. Pero si algún maestro, o grupo visita cualquiera de los países mencionados, y a la vez se piensa en una gira que también involucre países menos aventajados, estaríamos tendiendo una positiva red en la que nos beneficiaríamos tantos los nikkeis locales, como la población en general.
En Copani 2011 sembramos la idea y se ha ido avanzando pasito a pasito. Aspiro que muy pronto sea una realidad tangible.
¿Cómo ves la juventud nikkei de Venezuela?
Tenemos una población juvenil grande, pero estamos apenas dando los pasos iniciales para agruparlos y que se conozcan y reconozcan como grupo étnico.
De las manifestaciones culturales japonesas, ¿cuál es la que más se practica en Venezuela?
El origami es el arte favorito sin lugar a dudas.
¿Cuál es el concepto que tiene el venezolano del nikkei?
No se conoce el concepto. Es parte del trabajo de difusión que realizamos cada día.

¿Hay algún trabajo o negocio específico que caracterice al nikkei en Venezuela?
Los nikkeis de primeras generaciones fueron comerciantes. Los sucesores son profesionales en distintas áreas, siendo la más prolífica la medicina, ingeniería y economía.

¿Qué proyectos tiene a futuro la Federación?
Hace tres años nos propusimos retomar la sociedad nikkei venezolana y es algo que hemos ido logrando. Cada vez se unen más personas a la institución y ese sería el objetivo principal. Que cada uno de esos 946 nikkeis sea miembro activo de la Federación.
Estamos trabajando para que se consolide nuestra organización joven, se haga el primer encuentro nacional que de paso a un intercambio internacional venezolano.
Hace tres años nos propusimos ser el punto de referencia de la cultura japonesa en Venezuela y hoy por hoy lo somos. Lo que nos obliga a brindar cada vez más opciones culturales, deportivas y sociales.
Al paso que vamos, apuesto a seguir creciendo, poder adquirir una sede propia, en la que podamos ampliar cada vez más nuestra pr0puesta cultural.
Un saludo para los lectores de Perú Shimpo.
Perú es mi gran aliado. Amo su país, su cultura y la organización nikkei y sus instituciones, son mi ejemplo a seguir. Cuando tengo una duda, una idea nueva o alguna situación que resolver, acudo a alguno de mis amigos y colaboradores peruanos de APN Perú, APJ y AELU y siempre encuentro una mano amiga, un consejo y una solidaridad incondicional.
Cada vez que he tenido la oportunidad de compartir con ustedes, me he sentido dichosa y muy bien recibida.
Gracias infinitas a todos por estar ahí y allanar el camino de las instituciones y personas de la comunidad nikkei venezolana. Gracias a Perú Shimpo por tomarnos en cuenta en sus publicaciones. Bienvenidos siempre.

 

Fuente: Peru Shimpo

Comments are closed.